SECCIONES O PAGINAS EN EL BLOG

lunes, 21 de julio de 2014

En el PSOE vamos a donde vamos, ni más ni menos.

El problema de la temida "bicefalia" (o sea que el Secretario General sea una persona distinta que el candidato/a a Presidente del Gobierno) no es solo del PSOE, lo sería en cualquier partido político debido a que es la sociedad la que no lo entiende como demuestra este artículo de Julia Otero ¿Quo Vadis PSOE?

En parte es consecuencia de la escasa tradición democrática española y el mínimo interés de la ciudadanía en la vida política; falta de interés que se ha convertido en el tremendo desprestigio actual de la llamada "clase política y sindical" gracias a una larga y bien planificada campaña Liberal contra las instituciones democráticamente constituidas.

Por lo poco que sé de los partidos políticos y los sindicatos, me resulta evidente que son organizaciones tremendamente complejas, cuyo funcionamiento necesita de una "estructura orgánica" imprescindible, por mucho rechazo que pueda causar el término "aparato de partido" que no es ni más ni menos que esa imprescindible estructura orgánica.

Mucho prejuicio y poco conocimiento que hacen casi imposible explicar con éxito algo tan complejo, en el limitadísimo tiempo de atención que la ciudadanía está dispuesta a dedicar a comprender estos aburridos asuntos. Lo trágico es que de estos aburridos asuntos depende el mantenimiento de los derechos y prestaciones  sociales que tanta "sangre, sudor y lágrimas" constaron a la clase trabajadora desde los albores de la lucha de clases, hace más de dos siglos.

Por intentar poner un ejemplo que demuestre que no es verdad que la "bicefalia" en el PSOE es una locura, pensemos que fuera como una Sociedad Anónima cuyo objeto social fuera vender un Presidente del Gobierno a los votantes. El secretario general del PSOE sería el "Gerente" de la S.A. y la otra cabeza de la bicéfala organización, sería el "Producto" a vender, o mejor dicho el propio "Jefe de Ventas" encargado de poner en práctica el discurso político del partido; o sea el/la candidato/a del PSOE a las elecciones generales.

Dejando a un lado personalismos y liderazgos excluyentes, muy del gusto de una sociedad demasiado acostumbrada a dejar su destino en manos de Caudillos; la bicefalia podría ser mucho más eficaz y sobre todo, permitiría un funcionamiento de una mayor calidad democrática,  gracias a una separación de poderes orgánicos e institucionales, refrendados por procesos de primarias, que tendría que dejar de ser algo extraordinario, como ya lo son afortunadamente las elecciones en las que compiten los diferentes partidos políticos.

Eso sí para mi es obvio que, las primarias a cargos orgánicos son solo para militantes y las primarias abiertas a la ciudadanía serían las que darían los candidatos a Presidente, que así se podrían dedicar a Gobernar o a "vender como gobernarían, perdiendo el tiempo justo en cuestiones de organización interna.

De esta forma separaríamos el "departamento de Ventas y Comercial" del resto del organigrama de la "empresa" como suele ser normal, y así conseguiríamos: primero un producto mejor con un soporte ideológico "fabricado" por la Organización; y segundo, los que tuvieran que "venderlo" tendrían todo el soporte de la organización para convencer a los votantes y para asegurar el un "servicio posventa" ideológicamente coherente, en el caso más que probable de que la "responsabilidad de Gobierna" y la dictadura de la "puta liquidez monetaria" obligara de nuevo a los cargos institucionales, a tomar decisiones contrarias a la "Política de la Empresa" o dejando ya el símil, a unos Ideales Políticos que garantizan la "superioridad moral" de los Socialistas frente a los Liberales.

Esta "superioridad moral" (que tanto les fastidia al Partido Popular) es una ventaja esencial de la Izquierda, pero plantea muchos problemas de gestión en el Mercado Global en el que vivimos, pues exige unos compromisos con la sostenibilidad y la felicidad de la humanidad que los Liberales no tienen, pues dejan estos asuntos tan comprometidos a merced de la "mano invisible del mercado", que mece la cuna del Mundo siempre al gusto de los más favorecidos y en contra del interés del 99,9% de la raza humana.

En fin ya expresé antes de las primarias del pasado 13 de Julio qué esperaba yo que dijera mi candidato/a ideal, y le agradecía su compromiso a los tres candidatos a la vez que les deseaba suerte sin ocultar que Pedro Sánchez no era mi candidato. Pero ahora es el Presidente del PSOE y bastante le ha caído encima, solo espero que no se contagie del miedo a la bicefalia y que cumpla su compromiso de hacer primarias abiertas en Noviembre y que por supuesto no sea él el único candidato.
Saludos
Rober Gonpane


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres hacer un comentario, eres bienvenido. No te prometo una respuesta pero seguro que lo leo. Un saludo.