martes, 3 de noviembre de 2009

Impuestos olvidados y paraísos fiscales


Hola a tod@s,
En el tercer y último intento por desbrozar el e-mail de 24 de octubre PODEROSO CABALLERO DON DINERO, ahora le toca al tema de los impuestos.

En absoluto estoy de acuerdo con los Impuestos de Sucesiones, Donaciones y Patrimonio tal y como estaban o están diseñados en algunas Comunidades. Es una discriminación territorial perniciosa el que se mantenga en unas Comunidades y en otras no. Además siempre me pareció injusto que afecten incluso a las personas que dejan en herencia su única vivienda a repartir entre varios hijos.
Sin duda habría que delimitar quién en justicia tendría que pagar estos impuestos y ese si que es un debate del que nadie quiere hablar. Pero reitero que bien diseñados para que afectaran solo a los verdaderamente RICOS Y PODEROSOS, estos impuestos serían un justo medio de redistribución de la riqueza acumulada, improductiva y con frecuencia especulativa.

Por supuesto no es lo mismo heredar o tener 80 pisos o casas, si los tienes cerrados que si los tienes a disposición de una agencia de alquiler. No es lo mismo tener fincas abandonadas que tener producción agrícola en ellas.

Tener por acumular poder y riqueza sin generar nada no tiene sentido. Perpetuar esta riqueza excesiva e inútil, de generación en generación y sin que el conjunto de la Sociedad se beneficie es absurdo, antieconómico, injusto y anacrónico, de la misma forma que lo eran las monarquías absolutas hereditarias.

Si además estas riquezas huyen de su "país natal" para refugiarse en Paraísos Fiscales; eso además de un delito es una solemne canallada para el resto del mundo. Cada vez que se dice que no hay dinero para más gasto social, o aún peor, que no hay dinero para las llamadas urgentes que hacen las agencias de la ONU y ONGs contra el hambre; las crisis humanitarias o médicas; los refugiados... se les debía caer la cara de vergüenza a cuantos justifican y/o hacen uso de estos santuarios del capital. Esperemos que las promesas de las reuniones del G-20 al comienzo de esta Crisis Global, sobre la "regulación" de los paraísos fiscales, no se queden en buenas palabras de justicia universal.

Pero tampoco nos olvidemos de los paraísos fiscales interiores, esas bolsas opacas de inmensas fortunas empaquetadas en Sociedades de Inversión de Capital Variable (las famosas SICAVs) que solo pagan un 1% de impuesto de sociedades, mientras que la sociedad no devuelva los fondos a los propietarios. No soy ningún experto, pero si todos los que tienen mucho dinero y no tienen el valor de montar una Empresa que cree riqueza y empleo, acaban montando una Sociedad para gestionar sus bienes... por algo será y seguro que no es en beneficio de la Sociedad que entre tod@s formamos.

Saludos

Somos instrumentos del cambio



Hola a tod@as otra vez,

Sigo intentando aclarar los conceptos incluidos en el escrito anterior PODEROSO CABALLERO DON DINERO, en el que como siempre mezclaba demasiados temas. Ahora le toca a nuestra responsabilidad social para ser instrumentos del cambio hacia un mundo mejor. En el próximo le tocará al tema de los impuestos.

Pensando en lo injusto que es este mundo y las ganas que tenemos de mejorarlos, no es por escurrir el bulto pues todos tenemos un poco de culpa, pero como no todos tenemos el mismo poder, tampoco tenemos igual responsabilidad. Evidentemente no tenemos la misma responsabilidad que los PODEROSOS, pero simplemente por haber nacido en España y haber gozado de los medios de acceso a estudios y cultura en plena libertad, estamos en mejores condiciones la mayoría de la población mundial para luchar por un mundo más justo. Por eso cada vez me resulta más insoportable no hacer nada efectivo para que esta sociedad cambie. Cada día soporto menos la hipocresía de esta sociedad de consumo absurda y cruel y la perversa demagogia de los que usan su poder para perpetuar el sistema y hacerlo cada vez más fuerte en lugar de para combatirlo.

Por supuesto se me nota mucho que de los PODEROSOS que sustentan el sistema, los que más daño me hacen son la Iglesia de Roma y nuestra querida Conferencia Episcopal con Rouco a la cabeza. No puedo negar que los seguidores del Ex-presidente George Bush y de sus políticas neoliberales y de guerras preventivas, son para mi la mejor encarnación del mal; pero ellos no ofenden a mi formación Cristiana-Socialista como lo hace la cúpula de la Iglesia (por supuesto reitero mi respeto por todos los miembros de la Iglesia que trabajan muy duro por ayudar a los más necesitados). 

Siento que se nos agota el tiempo, que en unos años nuestros hijos estarán listos para salir al mundo y que les vamos a dejar algo todavía peor de lo que nos dejaron nuestros padres. Por eso pienso que no basta con remar con conciencia y dar buen ejemplo a los que nos rodean (aunque se que esto ya es bastante). Soy consciente de los limitados medios de lucha que tenemos todos, atrapados por nuestra circunstancia y nuestras obligaciones que nos dejan muy poco margen de acción.

Pero nuestras opciones no se acaban con depositar el voto, que es lo mínimo que debe hacer un ciudadano responsable. Cada ciudadano tiene la posibilidad de influir en su entorno y esta posibilidad es para mi una responsabilidad que crece exponencialmente con la capacidad de influencia (que no es otra cosa que PODER) de cada individuo respecto de los que le rodean. En otras palabras que por ejemplo un locutor de radio o un escritor, sin ser PODEROSOS pueden tener PODER suficiente como para ser también responsables de que se mantenga este injusto sistema; no toda la culpa es de los PODEROSOS y los POLITICOS, como decía al principio todos tenemos parte de culpa y cuanto mayor es nuestra capacidad, mayor responsabilidad tenemos.

http://robergonpane.blogspot.com


Otro punto de vista, otra forma de valorar el Mundo


Hola a tod@as,

Mi último escrito fue muy "espeso" por eso insisto en este mensaje en el concepto del IDH mientras que en el de mañana, retomaré el tema de los impuestos y de los PODEROSOS. También fue un poco duro pero no pretendía ofender a nadie; mis críticas se dirigían a ese porcentaje de PODEROSOS (que estimaba en un 5% de la población mundial por poner una cifra) que no creo que se vayan a molestar en leer mis comentarios.
Puedo ser muy pesado con el tema del IDH, que al fin y al cabo es solo un índice; pero si todo el mundo supiera su significado podríamos ver el mundo desde otro punto de vista, a través de otra forma de valorarlo. Hemos crecido y vivido siempre en el MUNDO-PIB, que solo valora el Producto Interior Bruto de los países, o lo que es lo mismo comparado con las personas: tanto ganas tanto vales. Sé que esta forma de valorar a las personas os resulta tan grotesca como a mi, por eso es ridículo que escuchemos a todas horas hablar del PIB como referencia de grandeza de los países, sin que nos parezca igualmente grotesco e infantil. Ya lo he explicado otras veces pero es bueno recordarlo con ejemplos prácticos.
En el Indice de Desarrollo Humano se tienen en cuenta cuatro factores:
  • Esperanza de vida al nacer
  • Indice de alfabetización de adultos
  • Indice de escolarización
  • Producto Interior Bruto a Paridad de Poder Adquisitivo (PIB-PPA) que es una ponderación del clásico PIB, que corrige el efecto del tipo de cambio frente al Dolar de las diferente monedas, con una "cesta de la compra tipo". Por tanto mide mejor la verdadera capacidad de compra de la población.
Con esta valoración, como podéis ver en el listado que pongo al final, el G-20 del hipotético MUNDO-IDH tendría que invitar a Reino Unido y a Alemania para que no se quedaran fuera (curioso detalle). Pero lo más notable es que Rusia en posición 71, Brasil en posición 75, China en posición 92 e India en posición 134, no tendrían ni voz ni voto.
Cabe preguntarse pues si las potencias emergentes (las llamadas BRICs por las iniciales de los cuatro citados países) tan admiradas por la sociedad consumista del MUNDO-PIB, son realmente tan excelentes como se nos pinta diario. Francamente no creo que sean un buen ejemplo a seguir salvo para aumentar la producción, la competitividad y la riqueza de los PODEROSOS a costa de explotar cada vez más a las personas.
Yo no quiero que nuestros hijos vivan en un mundo en el que la esperanza de vida al nacer, el nivel de alfabetización y el nivel de escolarización de la población no se tengan en cuenta. No quiero que nuestros hijos tengan que ser competitivos con los Chinos o los Indios, porque no quiero que tengamos que vivir en las condiciones que ellos sufren. Son estos países los que tienen que luchar por parecerse más a nosotros y los Europeos tenemos que estar muy atentos para que no se desmantele nuestro Estado del Bienestar, con la excusa de ser competitivos en un mundo globalizado.
Recordad lo que decía sobre la nueva Santísima Trinidad de nuestro mundo formada por la PROPIEDAD PRIVADA, EL MERCADO Y LA GLOBALIZACIÓN. Con un mundo tan injusto y desequilibrado, la GLOBALIZACION es el nuevo y poderoso aliado que precisaban la antiquísima y sagradísima PROPIEDAD PRIVADA y el no tan antiguo pero igualmente sagrado MERCADO. Juntos pueden acabar de una vez para siempre con nuestros privilegios, porque no olvidéis nunca que los servicios y prestaciones sociales que disfrutamos aquí por derecho (y que con frecuencia criticamos) son un sueño imposible para la mayor parte de la humanidad.
Esto no es cuestión de partidos políticos, creo sinceramente que todo lo que expongo no implica ser Socialista (aunque obviamente yo pienso que son los que mejor lo defienden) más bien es una cuestión de simple sentido común para todo Europeo que viva de su trabajo.
El mundo cambiaría tanto que en este MUNDO-IDH que el ranking de países sería el siguiente:
  1. Noruega 0,971
  2. Australia 0,970
  3. Islandia 0,969
  4. Canadá 0,966
  5. Irlanda 0,965
  6. Países Bajos 0,964
  7. Suecia 0,963
  8. Francia 0,961
  9. Suiza 0,960
  10. Japón 0,960
  11. Luxemburgo 0,960
  12. Finlandia 0,959
  13. Estados Unidos 0,956
  14. Austria 0,955
  15. España 0,955
  16. Dinamarca 0,955
  17. Bélgica 0,953
  18. Italia 0,951
  19. Liechtenstein 0,951
  20. Nueva Zelanda 0,950
  21. Reino Unido 0,947
  22. Alemania 0,947
Países Desarrollo humano muy alto (IDH ≥ 0,900) con datos de 2007 (sin los efectos de la crisis económica)