viernes, 4 de julio de 2014

Liquidez, apalancamiento y la madre de todas las crisis

La madre de todas las crisis (1) podría estar muy cerca; no solo son los informes de pobreza de la ONU o las alertas de Cáritas los que pueden estropear la fiesta de la recuperación del Gobierno de España y de toda la legión de Neoliberales, de Europa principalmente, que están como locos por convencernos de que podemos regresar a los "felices años" 2007 y anteriores. 

Lo peor no es que pretendan engañarnos, lo aterrador es que estos demagogos profesionales y pésimos gestores económicos, se lo creen o quieren creérselo a cualquier precio. Y lo triste es que tod@s lo estamos pagando muy caro y que a lo peor, todavía nos espera la caída más fuerte, principalmente a los europeos.

Y que nadie sea tan mezquino como para pensar que estamos deseando que se vaya todo al cuerno para decirle al PP y a los Neoliberales que son culpables; nadie desea un nuevo accidente financiero salvo quizá los AnarcoLiberales (cabreados con el indisciplinado e interventor Neoliberalismo global que nos gobierna y deseosos de someter de una vez para siempre a la clase trabajadora) que probablemente sí que desean un nuevo tsunami financiero que libere del fantasma de la Democracia, a los que gracias a la liquidez de sus activos, dirigen el Mundo desde la cúpula de la pirámide de la riqueza global. 
http://www.noeslomismo.org/2013/12/la-piramide-de-la-riqueza-global.html

Los culpables serían nuevamente los únicos que no sufrirían las consecuencias del nuevo y accidente financiero; al menos mientras la ciudadanía siga sin querer enterarse de que el problema es muchísimo peor que todos los Bárcenas, Urdangarines y Correas del mundo juntos. Estos políticos, nobles y notables corruptos son como los camellos de barrio en el mundo de las drogas; personajes necesarios para la delincuencia económica, pero irrelevantes dentro de una perversa estructura financiera que les sustenta y que es el origen de casi todos los males de la humanidad.

Mientras sigamos aceptando con naturalidad (entre otras cosas igualmente gravísimas) (2) anuncios como este, que invitan a la más indecente especulación financiera con un apalancamiento temerario de 1 a 400; todos los demás problemas serán irresolubles y además prácticamente insignificantes. La burbuja del mercado de derivados ha alcanzado un nivele que es un milagro que todo el sistema financiero global no salte por los aires. 

O se regula en serio los mercados internacionales derivados financieros, de divisas, materias primas, deuda y acciones (por citar por orden de gravedad los cinco mercados más afectados por la especulación); o seguiremos sometidos al totalitarismo financiero global impuesto por los grandes grupos bancarios y empresariales. (3)

Y cuanto más dinero pongan en circulación los Bancos centrales, como recientemente hizo el BCE para forzar la recuperación; más alimentarán a una bestia que ya demostró su capacidad de absorber todos los incrementos de la masa monetaria anteriores, realizados principalmente por los otros grandes Bancos centrales de EEUU, Reino Unido y Japón; aunque también por el BCE a pesar de su supuesta austeridad austriaca.
http://www.noeslomismo.org/2012/09/inyectar-liquidez-no-es-sintoma-de.html

Pero ¿a quién le importa realmente estas cosas, hasta el punto de querer dejar a un lado el resto de problemas que llenan los informativos diarios? Empiezo a pensar que a casi nadie, pues hay tantos frentes abiertos, que la ciudadanía y en consecuencia la Política (aunque algunos invertirían este orden) no cesan de dar tumbos desconcertados persiguiendo a una actualidad informativa incansable y hábilmente dirigida, para que los detalles impidan apreciar la urdimbre y la trama del siniestro tejido que nos atrapa.

Y así es como dejando todo en manos de los que tiene suficiente liquidez como para pagar los bienes y servicios cuyos precios, ellos mismo manipulan gracias precisamente a su liquidez y a la capacidad de inversión casi infinita, que les proporcional la sorprendentemente legal técnica del apalancamiento financiero, que anuncios como el insertado arriba presentan como una eficaz herramienta para inversores, eso sí advirtiendo que tiene sus riesgos para cumplir con la normativa.

Pero no quiero terminar este escrito pre-vacacional de una forma tan deprimente; a estas alturas de la historia no podemos asustarnos ante el poder del lado oscuro de los Mercados, porque la humanidad y en concreto Europa, ha superado momentos mucho relativamente mucho peores (4).

Saludos y feliz verano.
Rober Gonpane

(1) No me refiero a nada concreto aunque podría poner muchos enlaces a noticias muy alarmantes al respecto. La nueva crisis financiera será similar a la de Lehman Brothers, que parecería un hecho puntual por muy grande que fuera, pero que derribaría el castillo de naipes de la economía global y terminaría profundizando mucho más la crisis comercial, económica, de deuda, social, ecológica, energética y pre-bélica que llevamos años sufriendo.

(2) He repetido en este blog muchas veces estas otras barbaridades cotidianas, como la de considerar cada subasta de deuda pública como un éxito, por el que el Gobierno "coloca" su deuda en los mercados. En realidad son los mercados los que colocan su deuda a unos Gobiernos incapaces de implantar una fiscalidad eficaz, justa y suficiente que por supuesto no tiene nada que ver con la que tenemos y aún menos tras la reforma que plantea el Partido Popular.
http://www.noeslomismo.org/2013/07/colocamos-deuda-en-los-mercados-o-nos.html

(3) Y tan asumido tenemos que los que mandan son los que mandan y que solo hay forma de evitarlo que ¿se acuerda alguien de lo que es el ITF-Impuesto a las Transacciones Financiera? http://www.noeslomismo.org/2013/11/las-mareas-la-cumbre-social-las.html

(4) A finales de este mes se cumplirán 100 años del comienzo de la Guerra Mundial, esa que empezó en 1914, tuvo una tregua entre 1919 y 1936 (si damos por terminada la tregua con la guerra civil española) y que teóricamente terminó en Agosto de 1945, cuando se rindió Japón una vez comenzada ya la Guerra Fría que supuestamente terminó con la caída del muro de Berlin en 1989. 

Por algo le dieron a la  ahora tan vilipendiada Unión Europea el Premio Nobel de la Paz; por muy mala fama que se hayan ganado en los últimos años (o décadas) al BCE, la Comisión, el Consejo, el Parlamento y el Tribunal  Europeos, al menos llevamos los europeos unas cuantas décadas sin matarnos unos a otros, salvo por clamorosas excepciones como la antigua Yugoslavia en los noventa y ahora en Ucrania.

Es ciertamente reconfortante revisar los últimos 100 años de historia (sobre todo en Europa) para aceptar el incierto futuro que nos acecha. Además si revisas los 100 años anteriores terminamos justo al final de las guerras napoleónicas, sin duda el antecedente más parecido a las guerras mundiales del siglo XX. Desgraciadamente cada siglo que saltamos hacia atrás no encontramos Paz por ningún sitio, así que insisto ¿de qué nos vamos a sorprender ahora? 

No hay comentarios: